Tecnicos-Ingredientes

Hay un momento en la vida de todo cervecero casero, en que centramos nuestra atención en el ingrediente mayoritario de la cerveza: El Agua.

Quizás lo más importante cuando uno se inicia en la elaboración de cerveza, sea entender las diferentes partes del proceso y adaptarlo a las circunstancias personales (Presupuesto, espacio, etc). Por esta razón no solemos preocuparnos por las características del agua en nuestros primeros lotes.

El dicho que “El cervecero hace el mosto y la levadura hace la cerveza” es absolutamente cierto. Una adecuada selección de la cepa de levadura y un correcto manejo de la misma es la diferencia entre una gran cerveza y un brebaje imbebible. Aquí hay un pequeño sumario de problemas en la gestión de levaduras habituales en los cerveceros casero (y muchos artesanos también):

El lúpulo (Humulus Lupulus L.) es una planta trepadora, perenne, dioica, perteneciente al grupo de la urticácea y la familia cannabaceae. En la fábrica de cerveza, que es lo que nos interesa, se utilizan únicamente las inflorescencias de las plantas femeninas.

Llega un momento en la vida de todo cervecero casero en el que decide pasarse o probar las levaduras líquidas. Los motivos son muy variados, porque no estás satisfecho con la calidad de algunas de las secas, porque quieres experimentar, porque todo el mundo las usa, porque sí...

En el foro son recurrentes las preguntas acerca de las diferencias entre levaduras líquidas y levaduras secas, así como intentar averiguar qué pasaría si mezclamos dos levaduras en un mismo mosto. Y otras veces, cuando buscamos recetas en páginas de procedencia americana, intentamos averiguar qué levadura seca es la equivalente a la levadura que hemos leído en la receta, ejercicio que no siempre hacemos con éxito.

Me gusta la variedad y calidad de las levaduras líquidas que están disponibles hoy en día, pero no me gusta pagar 10€ por un paquete de la levadura que sólo se utiliza una vez. Es de lejos el ingrediente más caro. Además, la levadura líquida fresca puede ser difícil de encontrar, por lo que realmente quería tener un banco de la levadura a mano para cuando lo necesitara.

Es habitual entre los cerveceros caseros el rechazar los adjuntos como ingredientes sin valor en la cerveza. Con frecuencia se cita la Reinheitsgebot alemana, o ley de pureza promulgada en 1516 y que permitía únicamente en empleo de agua, cereal malteado y lúpulo en la fabricación de cerveza. Los adjuntos se ven de forma muy distinta en los distintos países.

Identificación

Últimos Posts del foro