La iniciativa de ACCE de promover entre sus asociados el intercambio de cultivos de levaduras líquidas permitirá a los mismos disponer de numerosas cepas de levadura a un coste casi simbólico. Lógicamente, para eso lo primero que tenemos que hacer es aprender a realizar los cultivos.

Nueva_imagen_8Se ha optado por los pendientes de gelatina en detrimento de las levas congeladas en glicerina por su facilidad de manipulación, transporte e intercambio. Cultivadas en gelatina se pueden almacenar por tiempo prácticamente indefinido, y puedes hacer cultivos propios de las cepas que te faciliten o intercambies, consiguiendo un banco de levaduras líquidas muy completo con facilidad.

El presente manual se basa en el siguiente documento disponible en la tienda del cervecero: Cultivo de pendientes

Equipo necesario

- Unos cuantos viales de vidrio o tubos de ensayo con tapones que puedan aguantar temperaturas de 100º C y cierren herméticamente. Con unos 50 o así vas de sobra, ya que conforme vayas utilizando la levadura de los viales los puedes ir reciclando realizando nuevos cultivos en ellos. Se pueden usar viales de fondo plano o tubos de ensayo, con cuyo caso precisarás también de una gradilla autoclavable, aunque un vaso de precipitado grande también puede servir; normalmente debes de encontrarlos sin mucha dificultad en tiendas de suministro de material científico.

- Un mechero de alcohol.

- Un asa de siembra. Puede ser reutilizable o de usar y tirar.

- Una aguja larga o clip desenrollado.

El resto de material posiblemente ya lo tengas si haces cerveza: una báscula, una gran olla para hervir, un hornillo de cocina, un frigorífico, cucharas, etc etc.

Materiales necesarios

- Gelatina o agar-agar. Este será el medio de cultivo. Yo uso gelatina y funciona muy bien: fácil, barata y siempre disponible.

- Extracto seco de malta. Una bolsa te durará prácticamente para toda la vida en lo que a la fabricación de pendientes de gelatina se refiere.

- Alcohol etílico. Con 250 ml tendrás para varios años de uso en cultivos de levadura.

Preparando las pendientes

El primer paso es preparar unas cuantas pendientes de gelatina, Es muy sencillo:

- Llevar a ebullición unos 250 ml de agua en un cazo. Retirar del fuego, añadir 15 gramos de extracto seco de malta y agitar hasta su total disolución. Volver a colocar el cazo con la disolución en el fuego y hervir durante unos 5-10 minutos para asegurar que queda esterilizada. Retirar del fuego.

Nueva_imagen_1

- Añadir un paquete de gelatina a esta disolución y agitar hasta que se disuelva TOTALMENTE. Ahora rellena tantos viales como puedas con esta mezcla, un pequeño embudo puede que sea de gran utilidad en este punto. Llena los viales a la mitad o así de su capacidad, no los llenes a tope. Reserva al menos un vial vacío para el siguiente proceso según se explica mas adelante. Con esta cantidad de disolución normalmente tengo para rellenar unos 15 o 20 viales.

Nueva_imagen_2

- Es el momento de colocar la gradilla o el vaso de precipitado en el interior de la olla grande con tapadera (como la que usas para hacer cerveza) Coloca los viales que llenaste parcialmente sobre en la gradilla o en el vaso. A continuación echa un poco de agua dentro de la olla, con que el agua tenga unos 2 cm de altura vale. Coloca la olla en el fuego y lleva el agua a ebullición, probablemente no necesites poner el fuego a tope, con la olla tapada, deja el agua hervir durante unos 10-15 minutos. Si quieres puedes echar los tapones de los viales al agua de la olla y así también los esterilizas, o simplemente puedes esterilizarlos también usando tu disolución química favorita.

Nueva_imagen_3

Quizá en este punto te estés preguntando a que viene tanto hervir el agua primero y el mosto después, si vamos a hervir luego los tubos con todo durante un cuarto de hora. Yo también tenía esa duda, así que consulte con una autoridad en la materia:

Yo: si voy a meter los viales con la gelatina en la olla durante un cuarto de hora ¿porqué hiervo el agua y luego el mosto también?
ein?
al principio del doc, quicir
Experto: vamos a ver guapo
se hierve el extracto para facilitar su disolucion, precipitacion de proteinas y desinfeccion fina
Yo: pfffff
Experto: eres inteligente y te fijas muncho, jodio
y luego para desinfectar los frascos y tapones
pero si solo quieres hervir una vez, pues palante, ya cuentas resultaos
yo hiervo mosto, al final del hervido añado agar
lleno tubos y vuelvo a hervir para esterilizarlo todo
cuando hiervo en los tubos lo hago con la olla a presion
que llega hasta unos 120ºC y mato a todos los cuquicos

 

- Apaga el fuego, y tomate un par de cervezas caseras mientras esperas a que todo se enfríe. En este punto lo que tenemos es los viales más el medio de cultivo liquido esterilizados. Debes de esperar a que todo se enfríe hasta 40º C antes de colocar los tapones estériles a los viales, ya que si no lo haces el medio de cultivo en su proceso de enfriamiento podría hacer que el tapón fuera succionado o incluso que el vial implotara. Una vez enfriados los viales colócales firmemente los tapones. A partir de este momento ya te puedes relajar sanitariamente hablando.

- Ahora debes enfriar los viales manteniéndolos en un ángulo de 40-45 grados. Obviamente cuando los viales se inclinan la superficie de la disolución de gelatina más extracto de malta, que todavía no está lo suficientemente frío como para estar sólido, tiende a quedarse horizontal. Dejando los viales en esta posición inclinada durante 24 horas la disolución terminara por solidificar (aunque seguirá estando un poco suave y flexible ideal para nuestro propósito). Después de fría, la superficie de la disolución habrá quedado siguiendo el ángulo en el que colocamos los viales, es decir en pendiente, de ahí le viene el nombre de pendiente de gelatina. Estas pendientes están preparadas para ser inoculadas con células de tu levadura favorita.

Nueva_imagen_4

El tiempo a emplear en realizar estos 5 pasos no llega a una hora (dependiendo de cuanta cervezas caseras te hayas tomado).

Inoculación de pendientes nuevas con levadura.

De acuerdo, ya tenemos las pendientes de levadura preparadas. Llegados a este punto el camino a seguir dependerá de la fuente de la que obtengamos la levadura a cultivar. Voy a describir el proceso suponiendo que partimos de un cultivo puro líquido en un paquete de la marca Wyeast, en el caso de cualquier otra fuente de levadura líquida el procedimiento es prácticamente el mismo, dependiendo si la tienes que activar o no.

Antes de empezar debes preparar tu zona de trabajo de una forma ordenada a fin de minimizar las idas y venidas en busca de material que no está en su sitio en el momento de necesitarlo, etc. Te recomiendo que antes hayas también solucionado tus quehaceres cotidianos- - por ejemplo, ve al aseo, ata el perro, saca la basura, etc. Comienza por lavarte las manos a conciencia. Ten preparados sobre toalla de papel limpio los viales con las pendientes, el asa de inocular, la aguja, un poco de algodón o un pañuelo de papel fuera de su funda, un vial con alcohol etílico, la botella o matraz donde piensas iniciar el cultivo del próximo lote de cerveza junto con un vial vacío y esterilizado junto con su tapón.

Nueva_imagen_5

1. Siguiendo el procedimiento habitual, debes iniciar el cultivo en el interior del paquete de levadura Wyeast, para ello basta con que rompas la bolsa interior de una palmada y lo dejes 2 ó 3 días a temperatura ambiente hasta que el paquete se haya hinchado considerablemente.

2. No respires. Agita bien el paquete de levadura Wyeast y ábrelo tal y como lo haces habitualmente. Pon un poco de esta suspensión Wyeast en el vial vacío y pon el resto en el matraz donde sueles iniciar tus cultivos. Cierra el vial con su tapón y colócale el borboteador al matraz.

Respira. El cultivo de inicio del matraz lo puedes usar en el lote de cerveza que harás mañana y la pequeña cantidad de disolución del vial la usaremos para inocular las pendientes de gelatina.

3. Ahora repite las siguientes operaciones para cada pendiente que quieras inocular. Primero respira profundamente y mantén la respiración. Esteriliza el asa de inocular y la aguja con un algodón o pañuelo de papel empapado en alcohol. Abre el vial a ser inoculado. Abre ahora el vial que contiene la pequeña cantidad de disolución. Rasga la superficie de la pendiente con la aguja. Moja el asa en la suspensión y restriega suavemente con un ligero movimiento de zig-zag la superficie de la pendiente de gelatina del vial a inocular, intenta restregar por toda la superficie de la pendiente. Procura no tocar las paredes del vial con el asa. Una vez terminado el trabajo, retira el asa y cierra firmemente los dos viales, el de la disolución y el de la pendiente. Ya puedes respirar. Ya tienes un vial totalmente inoculado. Sigue haciendo lo mismo con tantos viales como quieras inocular.

Nueva_imagen_6

Nueva_imagen_7

La cantidad de tiempo necesaria para realizar estos tres pasos en unas 10 pendientes es de unos 20 minutos, puede que la primera vez tardes un poco mas hasta que le pilles el truquillo.

4. Cuando tengas todos los viales inoculados, déjalos a temperatura ambiente (20º C) durante una semana. A los dos días ya podrás observar una ligera película blanquecina en la superficie de la pendiente, unos días mas tarde ya será visible una capa lechosa de un mm de espesor. Algunas veces, dependiendo de la cepa de levadura que estemos cultivando, la temperatura ambiente y la riqueza de tu medio de cultivo el CO2 generado por el crecimiento de la levadura en la pendiente puede empezar a desplazar hacia fuera el tapón de los viales. Solución rápida: abre un poquito el tapón para liberar la presión interior y vuelve a cerrarlo firmemente.

Pasada una semana encinta los tapones de los viales (tapando la junta entre el tapón y el vial) con cinta aislante eléctrica y coloca todos los viales en el frigorífico en una bolsa de plástico tipo zip o en una gradilla, donde podrás conservarlos 3 meses como mínimo en perfectas condiciones de viabilidad.

Obviamente si tienes en el frigo viales de diferentes tipos de levadura debes de etiquetarlos de alguna forma para saber cual corresponde a cada cepa.

Nueva_imagen_8

¿Cuántos viales debo inocular en una sola vez? Pues depende. Yo normalmente inoculo 3 o 4 viales de un tipo de levadura determinado en una sesión, ya que raramente uso la misma levadura 4 veces en 3 meses. Cuando se acerca el final de los tres meses simplemente recultivo la cepa en 3 o 4 nuevos viales siguiendo el procedimiento anterior, con la salvedad de que ahora uso un vial antiguo en lugar del vial con la disolución de Wyeast. Por lo demás el procedimiento es idéntico. Realizar el recultivo de esta forma no incrementa la generación de la cepa de levadura ya que la levadura no ha realizado suficientes copia de si misma como para que ocurra una mutación. Si vas a intercambiar las levas, puedes hacer 8 o 10.

 

Identificación

Últimos Posts del foro