Tecnicos-Procesos

Cualquier cervecero en algún momento de su inmersión en esta afición de aprendizaje constante ha querido optimizar los recursos económicos y materiales, comprar mejores maltas, lúpulo de calidad y a un precio razonable, un molino que afine su molienda y reduzca el tiempo, etc...,

La transparencia ha sido un aspecto importante de la cerveza desde la aparición de las primeras pilsen. Los bebedores de cerveza preferimos que las cervezas sean lo más transparentes posible. ¿Y esto en qué afecta al cervecero casero? Bueno, las cervecerías industriales filtran la birra para conseguir transparencia y cristalinidad. Para nosotros, como cerveceros caseros, hay algunas cosas que podemos hacer para mejorar la claridad de nuestras cervezas.

Conforme ha ido evolucionando el modo de elaborar cerveza, algunas técnicas que en su momento se consideraban esenciales han quedado obsoletas. Sin embargo, el macerado mediante decocción sigue teniendo su presencia y aporta importantes matices en la fabricación de cerveza. Pero su papel es otro ahora. En tiempos era necesario para poder extraer todo el extracto de las maltas poco modificadas, que son las mínimas hoy en día. Los cerveceros que hacen decocciones lo hacen por otros motivos, y alegan que aporta otros atributos a la cerveza: se consigue una cerveza más plena y compleja, además de añadir un toque de tradición.

La atenuación refleja la reducción de densidad del mosto, como resultado de la fermentación. Normalmente se expresa como un porcentaje. Le informa al cervecero cuanto bajará la densidad de la cerveza durante la fermentación.

en pendientes de gelatina

(Actualizado 30/05/13)


Lo primero aclarar que no se puede realizar este proceso con todas las marcas y botellas. Hay marcas que filtran y pasteurizan la cerveza, por lo que las levaduras desaparecen o mueren en ese proceso, lo que hace imposible la reproducción.

Dado que la mayoría de las birras están constituidas por más del 90% de agua, se puede argumentar que no hay ingrediente más importante que el agua. En otros artículos de la web y de El Pimplón se han tratado aspectos de la química del agua, pero igual de importante y práctico es controlar la cantidad de agua a emplear. Son las dudas habituales de los cerveceros acerca del agua necesaria para macerar, lavar, etc.

Manuel Jim nos aporta un documento especialmente indicado en estos tiempos de calores que se avecinan (bueno, que ya están aquí), con una serie de trucos y consejos  que te permitirán fabricar cerveza en verano, ya no tendrás excusas para no elaborar birra a pesar de la caló.

Te has hecho con unos cornis y toda la parafernalia de conectores, botella de CO2, manoreductor, etc. y aun te preguntas porqué no lo hiciste antes, y te dejaste de gramos de azúcar y acondicionar botellas y todo el tinglado. De todos modos, lo del corni es muy práctico pero te limita mucho a la hora de llevar unas birras a casa de algún colega o probar varios lotes distintos en casa. Vamos, que al final terminas embotellando la mitad de la producción.

Cada vez somos más los que optamos por emplear los cornis para envasar nuestras birras, las ventajas son múltiples, y una vez que los has probado no hay marcha atrás, y te preguntas por qué cojones andabas haciendo tú con tanta botella parriba y pabajo.

La fermentación que realizan las levaduras es uno de esos procesos mágicos que suceden en tu casa-cervecería. Los cerveceros principiantes no suelen entender del todo bien este proceso, lo que da lugar con frecuencia a numerosos errores.

Aquí teneis una introducción a las principales enzimas implicadas en la elaboración de cerveza. Se irá completando con el tiempo, o al menos esa es la intención.

Identificación

Últimos Posts del foro